Faltaycanasta

Una nueva visión del baloncesto

El otro campeonato de Europa U18 (Parte 2)

Posted by faltaycanasta en julio 14, 2009

Problemas con los nombres

Foto: Laura Rodríguez

Foto: Laura Rodríguez

A un campeonato de Europa acuden jugadoras de todo el continente, cada una con un apellido que igual será común en su país, pero que desde luego es totalmente desconocido para el speaker del pabellón. Así, los primeros días se escuchaban por megafonía mensajes como “Guimeno”, en vez de Gimeno, “Llastamita Lamuza” por Gastaminza Ganuza o “Guil Colado” en vez de Gil Collado. Los padres españoles, muy amablemente, le enseñaron al speaker a pronunciar los nombres de sus niñas.

Otro problema que ha surgido en este campeonato es el que dos equipos que se enfrenten tengan jugadoras con nombres parecidos. España no ha jugado nunca contra otra Rosó, Queralt o Mariona, pero sí que lo ha hecho contra una Cleopatra. A una de las mejores  jugadoras del equipo sueco, Cleopatra Forsman-Goga, tanto sus compañeras de selección como el entrenador le llaman “Cleo”. El problema llega cuando esta “Cleo” se enfrenta a nuestra “Leo”, Leonor Rodríguez, siendo entonces cuando llega el caos, al tener las jugadoras que discernir cuándo el grito es hacia ellas.

Ya por último habría que hablar del “enigma Vanessa”. En el roster de FIBA Europe, la jugadora número 14 de España lleva por nombre Doukolé Blé. Es por ello que el speaker del pabellón cada vez que esta jugadora metía una canasta decía “Doukole Blé, two points”. Los padres españoles, reivindicativos como pocos, también se encargaron de hacer saber al del micrófono que la niña se llamaba Vanessa. Eso sí, en la rueda de prensa posterior al partido de la semifinal Suecia-España, el entrenador sueco, mientras esperaba la llegada de Colinas, no hacía sino comentar que no entendía el porqué de si en la estadística aparecía Doukolé Blé el speaker no paraba de nombrar a una niña de nombre Vanessa.

Jugadoras pluriempleadas

Sabine Niedola/Laura Rodríguez

Sabine Niedola/Laura Rodríguez

Más de una jugadora europea se ha visto obligada a prescindir de sus vacaciones este verano. Así, tanto la letona Sabine Niedola como la ucraniana Olesia Malashenko han jugado tanto el absoluto femenino como el Europeo U18. Sin embargo, el que quizá sea el caso más llamativo sea el de otra ucraniana: Alina Iagupova. Junior de primer año, tras perder contra Italia el 10 de julio en este Europeo U18, se marchaba con la U20 a jugar el europeo de Polonia, donde perdía dos días después, esta vez contra Torrens, Nichols y compañía.

La afición

Si hubiera que hablar de la afición más numerosa, sin duda alguna sería la del equipo anfitrión: Suecia. Sin embargo, si de lo que se tratara fuera de decidir cuál es la más animada y divertida habría que hablar de la española. Carraclas eslovacas, botes con piedras, bocinas y gargantas bien preparadas. Los familiares de las de España bien saben que nada es suficiente para animar a las suyas. Cada vez que jugaba el equipo de Carlos Colinas aparecían ellos por el pabellón con banderas de España y bien uniformados con las camisetas de sus respectivas niñas.

Foto: Laura Rodríguez

Foto: Laura Rodríguez

La afición de España ha ido creciendo con el paso de los días y esta gran familia, inicialmente formada por un grupo de padres y hermanos, ha ido ganando en número gracias a amigos llegados desde Valencia que se quedaban en albergues en Södertälje, a una abuela a la que nada se pone por delante, o a varias chicas suecas que llevan desde el primer día moviéndose por el pabellón con banderas rojas y amarillas de España.

También se unía a este grupo un chico sueco de padre español y madre latinoamericana que aparecía en la semifinal contra Suecia con un cachirulo aragonés en el que se leía  “Marianistas de Zaragoza”, e incluso el ya famoso camarero canario del hotel de las niñas, Carmelo, que acudía acompañado de su mujer y su hija a animar a las nuestras a la semifinal y a la final.

Para esa gran final, estos padres se las agenciaron para comprar en Suecia pinturas rojas y amarillas, se pintaron las caras con la bandera de España y comenzaron a recibir peticiones de aficionados suecos para llevar también la bandera española en las mejillas. No obstante, las jugadoras españolas son muy queridas y llevan varios días firmando autógrafos. Lo que nadie ha sido capaz de averiguar es cómo habían llegado hasta Södertälje dos enormes banderas de “somos la ñ” que han colgado del pabellón desde el principio del campeonato. Si es que España, es mucha España…


Laura Rodríguez

Faltaycanasta.wordpress.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: