Faltaycanasta

Una nueva visión del baloncesto

Difícil decisión

Posted by faltaycanasta en abril 10, 2009

Foto: REUTERS

Foto: REUTERS

¡Qué complicado es a veces decidir! Al igual que el resto de profesiones vinculadas al mundo del deporte, el baloncesto es una ardua tarea, difícil de compaginar con el resto de facetas presentes en la vida de cualquier persona.

Pocos son los afortunados que pueden jactarse de haber realizado una brillante carrera dentro de la profesión y al mismo tiempo poder presumir de una vida personal modélica. Lo cierto es que el mundo del deporte, y en este caso el del baloncesto, entraña una serie de sacrificios, que no todos están dispuestos a asumir.El mejor baloncestista español de todos los tiempos, Pau Gasol, cansado de repetir en numerosas ocasiones lo mucho que le pesó no haber podido finalizar sus estudios de medicina, probablemente no pueda ver realizado nunca el que tal vez sea el único sueño que le queda por cumplir. No será porque en su casa no le animen a retomar sus estudios, pues comentan por ahí que son los primeros que desean ver a su hijo convertido en todo un doctor. La realidad, por suerte en este caso para Pau, parece afirmar que ese día no llegará, pues Gasol, a sus 28 años, se encuentra en el esplendor de una carrera deportiva cuyo fin se avista lejano.

Pero no todos pueden decir lo mismo. No es intención desanimar a nadie con alma de deportista, pero antes de decidir dedicarse a esto, uno debe preguntarse aquello de…¿y después qué? No todos son Michael Jordan, Magic Jonson o el propio Gasol, para vivir despreocupados después de que el arroz ya se haya pasado. Incluso en el primero de los casos, dicen las malas lenguas, que después de haber sido la Estrella de la NBA, la vida no está siendo un caminito de rosas para el héroe de Space Jam. Y es que, además del dinero, se necesita un gran sentido de la responsabilidad.

Los estudios no son el único “manjar” vetado para un jugador, también la conciliación de la vida laboral con la vida familiar o sentimental, o simplemente la posibilidad de poder disfrutar de unos días de descanso al calor del hogar, son todo un lujo para quiénes lo han apostado todo por este mundo del deporte.

Las largas y duras jornadas de entrenamiento diario, los partidos disputados en distintas ciudades semana tras semana, así como las campañas publicitarias, eso sí, para los más mediáticos, conforman toda una serie de inconvenientes que dificultan el poseer la vida de una persona “normal”.  A todo esto también se une la dificultad para asentar el domicilio. La permanencia de un jugador dentro de un club es toda una incógnita. La nota dominante: cambiar de equipo como de camisa.

Ser padre o madre es otra quimera. Aunque existen algunos privilegiados que han podido lograrlo y continuar jugando posteriormente, la mayoría ha de renunciar a continuar jugando tras la paternidad o, al menos, retrasar la llegada de la “cigüeña”, hasta bien entrada la treintena. A pesar de ello, existen algunas privilegiadas, es el caso Candance Parker, de la que en su día hablamos en este blog y que sí lo ha conseguido. Pero en general es difícil ser una estrella y poder presumir de una relación estable, en la que además, haya familia.

Embarcarse pues, en este mundo comporta una decisión de gran trascendencia. Lo cierto es que, si eres bueno de verdad, la vida puede premiar con un carro de éxitos que quizás compensen todo aquello a lo que previamente hay que renunciar pero, antes de tomar la decisión, convendría hacer examen de conciencia y preguntarse, qué es lo que de verdad importa.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: