Faltaycanasta

Una nueva visión del baloncesto

Vertiginosa carrera

Posted by faltaycanasta en marzo 29, 2009

t1_0208_gasol_trotman

Foto: Chris Trotman/Getty Images

Días antes de cumplir los 21 años –mayoría de edad en Estados Unidos, Pau Gasol era elegido en la tercera posición del draft de la NBA por Atlanta Hawks, que poco después traspasaría sus derechos a Memphis Grizzlies mediante un intercambio de jugadores. Sin embargo, el de Sant Boi era ya mayor de edad incluso antes de tomar la decisión de presentarse al sorteo. Aunque con un evidente margen de mejora, desde el inicio se vio que sus posibilidades podían ser todavía muy superiores a las que los siempre optimistas aficionados españoles le atribuíamos por aquel entonces.

Las principales dudas en torno a aquél espigado ala-pívot giraban en torno a su debilidad física y a su mentalidad para hacer frente varias veces por semana a los mejores jugadores del mundo. La primera de esas dudas no tardó mucho en disiparse, pues Pau ganaría kilos de músculo hasta doblar su espalda lo suficiente para olvidar ese hándicap; la segunda duda se disipó mucho antes incluso: a las pocas semanas de aterrizar en Memphis, Gasol ya era la referencia –junto al controvertido y discutido base Jason Williams- de los Grizzlies. Frente a las insistentes críticas vertidas hacia
su nivel defensivo y a las supuestas divergencias con entrenadores autoritarios como Hubie Brown o Mike Fratello, el catalán respondía con un progreso continuo, temporada tras temporada, que le llevaría a promediar más de 20 puntos por partido e incluso a disputar el All-Star. A nivel de equipo, convirtió a una de las peores franquicias de la liga en una habitual de los playoffs. Las críticas seguían, tanto en Estados Unidos como en España, pero los hechos hablaban por sí mismos desde hacía ya bastante tiempo… podríamos decir que desde aquellos primeros dos puntos en forma de mate ante Detroit. Aquella acción vino a definir lo que sería Pau con el paso del tiempo: un jugador con un potencial incalculable cuando su cabeza se llena de motivación. Puede tener una noche apagada, mostrarse apático y poco participativo en el juego, y con una sola acción meterse de lleno en el partido hasta decidirlo por él mismo con una capacidad inédita para echarse un equipo, una ciudad o un país entero a la espalda.
Dice Gasol que su presencia este verano y los venideros con la Selección española dependerá de su estado físico. Y es que disputar más de 100 encuentros temporada tras temporada, con una media de casi 40 minutos por encuentro –tanto en la NBA como en la Selección- puede llevar a largos períodos de recuperación que acorten su carrera en varios años. A nivel individual ya ha conseguido prácticamente todo a lo que puede llegar a optar un deportista; pero sus principales objetivos siempre han sido colectivos, y los ha ido logrando también: Liga y Copa con el Barcelona antes de cruzar el charco, playoffs con Memphis, campeón del Mundo y subcampeón olímpico con España, campeón de conferencia y finalista de la NBA… Ahora, como él mismo ha dicho, su principal meta no es otra que la consecución del anillo. Para ello necesitará aportar toda la garra que lleva dentro y que la complicidad con Kobe Bryant sea la mayor posible.
Pau Gasol todavía no ha llegado a la treintena, por lo que hablar de su posible regreso a Europa –y más concretamente a Barcelona- quizás sea prematuro; sin embargo, el propio jugador ha repetido en numerosas ocasiones que su intención es regresar al Viejo Continente y hacerse con la Euroliga, para así completar su palmarés al máximo. Antes de que esto ocurra, esperemos que ya haya obtenido su única asignatura pendiente con la Selección: el Eurobasket. Podría ser este verano; en caso contrario –y esperemos que todo el mundo lo comprenda de ser así y no saque de vicio el tema-, en dos años habrá una nueva oportunidad. Quizás sean demasiados objetivos marcados en poco tiempo, pero es a lo que el mejor jugador español de todos los tiempos nos ha ido acostumbrando desde hace casi ya una década.

Anuncios

Una respuesta to “Vertiginosa carrera”

  1. […] caso del baloncesto, entraña una serie de sacrificios, que no todos están dispuestos a asumir. El mejor baloncestista español de todos los tiempos, Pau Gasol, cansado de repetir en numerosas ocasiones lo mucho que le pesó no haber podido finalizar sus […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: